Miscelánea de Legumbres

Año Internacional de las Legumbres

Este año ha sido elegido para ser la voz de las legumbres, esas semillas de colores, tamaños y formas distintas que tantos beneficios nos aportan y que tan olvidadas están en España. Parece que el olvido es algo colectivo en el mundo, por lo que la FAO nos recuerda su importancia en la alimentación y en la producción de alimentos sostenible proclamando el 2016 como el  Año Internacional de las Legumbres. Os dejo este vídeo donde la FAO y chefs de todo el mundo se han unido para promocionar su consumo y explicarnos como estas leguminosas juegan un papel crucial en nuestras vidas.

Con motivo del Día del Dietista-Nutricionista y siguiendo la temática de las legumbres, el Consejo de Dietistas-Nutricionistas de España ha organizado Blogueros con el #DMND “Hablemos de legumbres” y un concurso de recetas que podéis encontrar bajo el hashtag #Cucharasdesalud. Durante todo un mes, se publicarán recetas y artículos dedicados a las legumbres, elaborados por dietistas-nutricionistas colegiados.

14657264_1069676599818606_9137473729784582675_n

Ya podéis empezar a disfrutar de ellos aquí. Mis compañeros ya han comenzado a publicar muy buenos posts donde podréis encontrar desde información sobre su perfil nutricional, algunas curiosidades sobre las mismas e incluso razones para consumirlas más allá del perfil nutricional. Si después de haber leído varios posts, os sentís concienciados y no sabéis por donde empezar, hacedlo en la cocina siguiendo esta guía.

Historia de las legumbres

Como veréis, no queda mucho más que decir que no haya sido dicho antes y además, soy una cocinera del montón, por lo que mis platos tampoco os sorprenderían. Lo único que me ha quedado ha sido realizar mi primera infografía, en este caso, sobre su historia, la historia de las legumbres. En ella, detallo alguna información sobre su origen, su relación con Calígula y Cervantes, y como a día de hoy, su consumo en España se ha visto considerablemente reducido.

1-515-555-0135-%e2%80%a2-erwmail-com-%e2%80%a2-des-moines-wa-6

 

Y vosotros diréis, bueno y ¿cómo es posible que hace 50 años comiésemos 40 g y ahora solo 10? Pues muy fácil, hemos sustituido el consumo de legumbres por otros alimentos o productos (porque hay algunas cosas que venden en el supermercado que no sé ni como denominarlas). Con eso de que nos fuimos de la zona rural a la urbana, trabajamos de más y nos quejamos de la falta de tiempo, nos hemos alejado de ellas y nos hemos acercado a la obesidad, a la diabetes y a la hipertensión a través de nuestras pobres elecciones alimentarias.

Lentejas, comida de viejas, si quieres las comes y si no las dejas

8036803598_5111e3cf9b_o

Os voy a decir otra cosa: estamos en el mejor momento para empezar a cambiar esto y hacerlas participes de nuestro día a día. No me quiero poner sentimental y moñas pero cuando yo era pequeña, no me gustaban las lentejas. Un día estampé un plato repleto de lentejitas en la pared y a día de hoy, mi padre aún se ríe porque no me gustaban con caldo y las pescaba con un tenedor. Hasta hace solo unos años, pedía al cielo oler a socarrat, señal de que a mi tía se le habían quemado las lentejas. Esto, hoy en día ha cambiado, ahora soy yo la que se hace una olla de lentejas así como también me las como con el tenedor ¿cómo comerse una ensalada de lentejas sino?, pero eso creo que mi padre aún no lo sabe (son tiempos muy modelnos).

Take home message

  • Sabemos de sus beneficios para con la salud y la sostenibilidad, tenemos todas las herramientas necesarias para cocinarlas (blogs de cocina, recetarios) y para comprarlas (económicas y fáciles de encontrar). Por otra parte, la industria nos facilita el proceso con los botes de conserva. No hay que ser un as en la cocina para abrir un bote de alubias, enjuagarlas y echarlas en una ensalada. La falta de tiempo no es nunca una excusa para comer bien.
  • Nuestra forma de consumirlas ha cambiado, ya no solo están en una olla como antiguamente (donde habitualmente aterrorizan a los niños), están como hamburguesas e incluso realizamos postres deliciosos con ellas. Yo no soy madre, pero he sido niñera y he visto a mis niños comerse unas hamburguesas de lenteja roja con más ansia que esas salchichas tristes que les ponían sus padres.

En definitiva, nos sobran motivos para hacerlo y recursos no nos faltan.

¡Larga vida a las legumbres!

5 comentarios en “Miscelánea de Legumbres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s