El Grinch de la Navidad

Me encantaría escribir un texto bonito y dulce sobre la Navidad, sobre cómo hacer pastelillos y turrones sin azúcar para los más peques, cómo preparar un menú navideño excelente alejado de la ostentosidad calórica a la que nos vemos expuestos cada año o sobre consejos para secaros las lágrimas este enero después de Reyes, pero NO. Este post se lo dedico a todos aquellos que nos dificultan el trabajo cada día, a los que machacan la salud pública sin contemplaciones y se van de rositas, a todos aquellos que atentan contra el consumidor, confundiéndole y haciendo su relación con la comida tortuosa.

13970017008_aef1121b0b_o

A todos vosotros os deseo una FELIZ NO NAVIDAD.

Seguir leyendo