SOBRE EL BLOG

Help the Dietitian, ¿por qué?

Lo cierto es que escoger un nombre para el blog no es tarea fácil, más aún cuando ya hay tantos y tan buenos blogs en las redes. No obstante, tiene su miga.

Con “Ayuda al dietista-nutricionista” hago un llamamiento tanto al público en general como al resto de profesionales relacionados con la salud y la nutrición.

26155211145_7bdc3f3d66_o

A los primeros, para que nos empiecen a valorar como profesión, que confíen en nosotros y se acabe el amimefuncionismo, es decir, que se acabe de una vez por todas que el alimento X/dieta X es sano/a porque a mi abuela le funciona y está hecha una rosa, por lo tanto voy a seguir su recomendación (sin desprestigiar la sabiduría de vuestras abuelas,claro). ¿Por qué no dejarse guiar por personas cualificadas? Cuando toca hablar de dinero, ahí sí que llevamos cuidado de decidir el mejor banco, el mejor administrativo; cuando toca hablar de salud, nos conformamos con los consejos del vecino y de la revista femenina de turno.

A los segundos, para que nos dejen hacer nuestro trabajo, que acabe el intrusismo y empiece una era de trabajo inter-disciplinar. Profesionales de la salud, incluso de otras ramas, aportando su propio y sólido conocimiento y diferentes perspectivas para alcanzar un mismo fin. ¿Acaso yo receto medicamentos?¿O hago analíticas?¿Por qué tienes tú que pautar dieta sin sal/con sal y así un largo etc.? Con esto no digo que profesionales de otras ramas no puedan saber más de nutrición que los propios dietistas-nutricionistas, pero desgraciadamente no suele ser el caso y hay mucha gente todavía que entorpece nuestro trabajo.

Con esto, solo me queda decir, ¡zapatero a tus zapatos!